NIGHTWISH

4 de Noviembre de 2004. La Cubierta (Leganés)

Crónica cedida por Mariano Palomo (Alianza)

Para empezar, seguramente muchos echaréis de menos en el encabezamiento de esta crónica a los invitados de la gira de Nightwish .

Pues eso mismo nos pasó a los más de cinco mil fieles que acudimos a Leganés, con la intención de ver a las dos bandas y atraídos sobremanera por el buen hacer de Sonata Arctica .

Unos chicos que no pudieron tocar, según la explicación oficial de la organización, por una repentina enfermedad del vocalista de la banda. La verdad fue una auténtica decepción para los que teníamos interés en ver al grupo en directo, y cuyo hueco rellenó la organización, más o menos como pudo, con la búsqueda desesperada de sustitutos por todo Madrid y sus alrededores, y con la llamada a última hora de nuestro amigo y compañero Rafa Basa para que se comiera el marrón y aplacara los ánimos de una audiencia muy molesta, a base de pinchar buenos temas hasta las 11:00 de la noche que era la hora prevista para la actuación de los cabezas de cartel, y que respetaron para que nadie se quedara sin verles en su totalidad.

En lo que concierne a la actuación en sí de los fineses, sólo puedo decir que resultó buenísima, tanto musical como visualmente, buen montaje, telón, fuegos, juegos de luces, etc. A pesar del recinto en el que nos encontrábamos, el sonido fue bastante bueno, sin llegar a la brillantez que pueden alcanzar Nightwish , pero al menos no llegó a rebotar ni a saturar de forma molesta como ha sucedido otras muchas veces en La Cubierta.

Un lugar al tuvieron que trasladar el concierto, en un principio iba a ser en Aqualung, ya que el público resultó ser muchísimo más de lo que tenían previsto en un principio, y además se mostró completamente entregado a la causa de Tarja y los suyos.

Y pongo en primer lugar a Tarja a la hora de representar a la banda, pero en absoluto hay que dejar en segundo plano al resto de la formación, ¡qué pedazo de músicos!, desde la sobriedad y seguridad en las guitarras de Emppu , pasando por la plasticidad técnica de los teclados de Tuomas y con mención especial para la base rítmica, el batería Jukka con su técnica y dura pegada, y el espectacular bajista Marco que además de salirse con su instrumento hizo unas labores vocales impresionantes.

El repertorio estuvo basado en sus dos últimos trabajos, “Century Child” y su más reciente “Once” de cuya portada desplegaron un gran telón decorando el fondo del escenario. Arrancaron con dos cañonazos de este fenomenal disco, “Chest of Wonders” y “Planet Hell”, entre explosiones, llamaradas y bonitos juegos de luces.

Siguieron con otra pieza del genial “Wishmaster” , “Deep Silence Complete” que nos metió en una espiral de lirismo y clase que se vio continuada por “The Phantom of the Opera” con protagonismo para los teclados de Tuomas , y que se vio bien secundado por el resto de los instrumentistas, y que continuaron con “Ever Dream” otro tema de “Century Child” que sonó fantástico.

La emotiva “Sleeping Sun” supuso una especie de cierre del primer acto. El segundo se abrió con la salida de escena de Tarja que cedió el protagonismo al enorme bajista y cantante Marco Hietala que hizo, junto al resto, una impresionante versión del “Symphony of Destruction” de Megadeth ¡Brutal!.

Parece que Tarja se picó y volvió rompiendo con el conocido “Bless the Child” que hizo botar y corear aun más al respetable, que a esas alturas prácticamente se había olvidado de la ausencia de Sonata Arctica. Las efectivas “Kinslayer” y “Wishmaster”, la romántica “Dead Boys Poem” y la poderosa “Slaying the Dreamer”, supusieron más lucimiento y comunión de los músicos con el público, amén de seguir con el despliegue de efectos visuales.

La apoteosis final vino con el súper single “Nemo” que sonó perfecto, la más pesada “Ghost Love Score” que supuso el primer bis, y la poderosísima “Wish I Had An Angel” que rompió con todo y nos dejó exhaustos, con el único pero de todo el concierto, (además de que no tocaran el “Over the Hills”), ya que no sonó todo lo bien que hubiera sido deseable. Nightwish demostraron por que atraen cada día a más y más gente, tanto de dentro como de fuera del heavy. Muy buenos.

Mariano Palomo (Alianza)