Bienvenidos a la página de

Power Metal y Metal Progresivo

  FREEDOM CALL. The Circle of Life. SPV. Nuevo disco de una de las revelaciones del metal melódico germano en los últimos años. La banda de Dan Zimmermann, batería de Gamma Ray, ha dejado de ser un apéndice del grupo de Hansen para convertirse en uno de los referentes del power metal. Se le pueden, por supuesto, achacar los mismos defectos que a discos anteriores: que es un metal demasiado “happy”, y que a veces da la impresión de que dan al teclado más importancia que a las guitarras… pero no en estoy en absoluto de acuerdo con estas críticas: gracias a las típicas melodías “happy”, Freedom Call ha logrado un sonido propio que consigue que uno de sus temas los identifique rápidamente. Y los teclados… cada disco Nils Neumann suena mejor. En éste, especialmente juega en varios tracks con ritmos electrónicos que dotan a los temas de poderosas melodías, como en “Hunting high and low” y sobre todo en “Starlight”. La cálida voz de Chris Bay está cada vez más lejos de los agudos desproporcionados de bandas similares, y el papel de Cede Dupont a la guitarra y de Ilker Ersin al bajo es muy destacado. Entre los doce temas, además de los dos citados anteriormente, podemos destacar varios más, pues este disco está repleto de buenas canciones, pero yo me quedaría con “The eternal flame” y con “The circle of life” sonido Freedom Call 100%. Un gran disco, sin duda, superando los anteriores, que no es poco. Y a los que dicen que este sonido está agotado… que se larguen y que nos dejen disfrutar. Un 8,5. F.J. González.
  MOONLIGHT AGONY. Echoes of a Nightmare:: Moonlight Agony se formó en 1999 y éste es su primer disco oficial después de haber publicado tres maquetas. La banda la forman Chitral Somapala a la voz, Robert Willstedt a la batería, Kalle Landin y Rickard Peterson a las guitarras, Martín Mellströn a los teclados y Christofer Starnaefalk al bajo.. Moonlight Agony hacen un Power Metal Sinfónico oscuro de gran calidad, ya sabes, aparte del doble bombo de batería a toda caña y los riffs de guitarras diabólicos añaden partes sinfónicas, oscuras y progresivas. Es un gran disco de power, y con lo que mejor me quedo es la voz de “Chity”. Pero es que el mercado está tan saturado de este tipo de grupos, que los que tienen calidad tienen que hacer un esfuerzo superior. Buen comienzo. Recomendable si te gusta el buen power metal. A destacar también la portada. Canciones a destacar: "IntoDarkness" , "Icy Plains" , "Echoes Of A Nightmare" , "Ceremony" y "Vanished" . Un 8. Faus.
  DISTANT THUNDER . Welcome The End . Massacre Records. Interesante propuesta nos llega desde los USA, la nueva banda de James Rivera, ex HELSTAR y actual vocalista de SEVEN WITCHES. La producción corre a cargo de Jack Frost (exSAVATAGE). Auténtico Heavy Metal en potencia. El resto de la banda la forman Mike LePond al bajo, Eric Halpern y Gregg Hill a las guitarras y Rick Ward a la batería. Canciones a destacar, “I Welcome The End”, “Soulles Inventions”, “Hopeless Creator”, “Beyond The Field Of Stars” y “Restless And Wild”, de ACCEPT. Si te gusta el buen Heavy Metal, estás de enhorabuena. Un 9. Faus
  SEVENTH AVENUE . Eternals:: ¿Queréis otro disco de buen Power Metal? ¿no os cansáis, aunque haya más que setas en otoño? Pues éste disco de Seventh Avenue es un discazo con todas las mayúsculas, el quinto de esta buena banda germana. Este “Eternals” lo tiene todo, buena voz, doble bombo a toda caña, riffs endiablados y caña, mucha caña. La banda la forman Herbie Langhans a la guitarra y voz, grandiosa por cierto, Flo Gotisleben a la guitarra, Markus beck al bajo y Mike Pflüger a la bateríaTemas como “Future Tale”, “Storm III”, “Hunger For Life” o la balada “Voices” harán disfrutar considerablemente a los amantes del género, un disco muy recomendable. Un 9. Faus.
 

MANTICORA . “8 Deadly Sins” Massacre. Nueva obra conceptual a cargo de los chicos de Manticora. Basado en las reflexiones de un hombre en su lecho de muerte sobre los pecados que ha cometido en su vida, una original forma de seccionar ocho temas que componen el disco. Cada uno de los cortes lleva emparejado un año y un pecado cometido por el protagonista de la historia en ese momento, y en cuanto a la música, de lo que peca fundamentalmente es de pesadez y excesivo uso de guitarras oscuras y ritmos desbocados sin demasiado sentido. Las prometedoras intenciones iniciales con ciertos ritmos cuidados de batería y algún que otro coro interesante, se desvanecen en el desarrollo de un disco difícilmente digerible de una sola vez. La voz de Lars F. Larsen recuerda en exceso a la de Hansi de Blind Guardian, y muchas partes de la música también recuerdan a los germanos en su versión más espesa. Apenas se puede rescatar algún solo de guitarra de Kristian Larsen, y la base es cargante como pocas. Por salvar algún tema nos ponemos quedar con “Playing god” por los coros, “It Feels Like the end” más variada (ya pueden variar en siete minutos y medio que dura) y “Fall from grace” la única concesión a la melodía más tranquila con buenos arreglos de guitarra y teclas, y que es la mejor del disco sin ninguna duda. El resto es prácticamente todo igual, ni nada más destacable y aburrido. Trabajo sólo para los muy fanáticos de Blind Guardian y de tendencias más pesadas. Mariano Palomo.

 

Para ver más discos pincha aquí