ENTREVISTA A TIERRA SANTA

ALIANZA: En principio, escuchando vuestro último trabajo “Apocalipsis”, observamos un salto de calidad importante, similar a lo que hicisteis con “Sangre de Reyes”, ¿Cómo lo veis vosotros?

TIERRA SANTA : A nosotros también nos lo parece, sobre todo mucho más maduro y trabajado, en “Sangre de Reyes” ya fue un paso un tanto sorpresivo para los seguidores de siempre del grupo. En cualquier caso es una evolución lógica y en cada trabajo tratamos de dar un paso más adelante.

A: Hacía referencia a “Sangre de Reyes” porque hay temas también más melódicos y que pueden recordar más en este trabajo que en “Indomable” que era más similar a los primeros.

T.S. : Ahí no te voy a dar la razón, “Sangre de Reyes” era un disco muy heavy, aunque tenía temas más hard rockeros como “El Laberinto del Minotauro”, pero la estructura era muy heavy clásica. Este nuevo es más rockero, más guitarrero.

A: A la hora de componer parece que habéis cambiado las melodías, habéis cuidado más los arreglos de guitarra y teclados, lo habéis hecho más melódico, y dejáis un poco la vena “Maiden”, aunque por supuesto todavía queda presente

T.S. : Eso viene motivado por lo que comentaba antes, las canciones son más rockeras y dejan más espacio para este tipo de cosas, no son de estructura tan rígida y se pueden meter más detalles, y en los discos anteriores pedía más esa estructura “Maiden”.

A: Pero aun así hay temas como “Nerón” o la “Ira del Cielo” que siguen la línea habitual del grupo, pero para nosotros destacan “Rumbo a las Estrellas” y “Soñar con Ella” que son en las que más se nota el sonido “Sátira” de vuestros productores, los Hermanos San Martín que cuidan mucho las melodías y los arreglos de telcados.

T.S. : Pero es sobre todo por la forma de componer la guitarra, no es lo mismo tocar en una octava que en una tercera, en este disco hay muchas terceras que se usan mucho en los temas del hard rock - A.O.R., y por la base del bajo y la batería que deja más sitio para poder hacer este tipo de cosas.

A: Con esto habéis conseguido llamar la atención de gente que no solía seguir vuestro trabajo, y le ha gustado mucho a seguidores de música más cercana al hard rock

T.S. : No ha sido algo buscado, simplemente ha salido así. Además en discos anteriores ya había temas más de este estilo.

A: Quizá “Indomable” fue un poco vuelta al principio

T.S. : Pero ahí también hay mucho rock, yo también lo encuentro, lo que pasa que en este último hay mucho más, es como si en “Sangre de Reyes” hubiéramos hecho tres en esa onda, y ya hubiera sido la leche.

A: Además habéis elegido como primer single y video “Rumbo a las Estrellas” que es la canción más A.O.R. que habéis hecho nunca, ¿le habéis elegido para captar más público, o simplemente creiais que era el más adecuado en este momento?

T.S. : Está claro que es el más distinto, y quizá desde el punto de vista comercial es el más asequible, y si nos ponemos a pensar sólo en los que compran nuestros discos desde el principio nos estamos limitando absurdamente. Ya que la hemos hecho, que nos ha gustado como ha quedado, pues no la vamos a dejar olvidada y escondida en el disco, sino que vamos a tratar de mostrarla lo más posible.

A: Hay otro tema que nos parece muy original que es “Hermano del Viento”, parecido a lo que me pasó con “El Amor de Mi Vida”, la única pega que tiene es que es muy corta, ¿por qué cierra el disco, además es la más tranquila, como se os ocurre?

T.S. : Pero la ponemos la última para que la gente se quede con las ganas y la vuelva a poner (risas). La verdad es que es un mogollón de guitarras ahí mezcladas, sólo con las voces y los teclados, sin batería ni bajo. En un principio no estaba muy claro que la fuéramos a incluir, pero luego vimos que podía encajar muy bien al final además con la temática del disco, y sería como un pequeño descanso al final de todo el camino del trabajo, te deja relajado, te hace pensar.

A: Acabáis de venir de America de gira, ¿Se puede considerar presentación de este disco ya esta gira o habéis tirado de repertorio antiguo?

T.S. : No hemos presentado nada de este porque allí todavía no había llegado, hemos basado el set en lo que hicimos en la pasada gira y presentamos el directo “Mil y Una Noches”, con algún tema menos de los que se incluyen en el disco, pero tocamos prácticamente todo.

A: ¿Qué tal la respuesta por allí, Tierra Santa va para arriba?

T.S. : Muy bien, ya casi no podemos ir más para arriba (risas), hemos mejorado mucho en cuanto a locales y a seguimiento, la otra vez que fuimos tocamos en sitios de cuatrocientas o quinientas personas y esta vez eran de mil quinientas o dos mil. En sitios que íbamos por primera vez como El Salvador la respuesta ha sido alucinante, la gente se ha volcado con nosotros y el ambiente que había alrededor era muy bueno.

A: A mucha gente le sorprenderá, porque muchos piensan que en Sudamérica y Centroamérica no hay más que salsa, y demás

T.S. : Qué va, para nada, hay mucho movimiento, fíjate, yo creo que es el único sitio del mundo que hay una radio veinticuatro horas de rock, además es estatal, vamos, es del presidente y es a nivel nacional. En el concierto que hicimos allí cada cinco minutos cuña de la emisora.

A: Volviendo a “Apocalipsis” otro de los cambios claros está en la portada y en el logo

T.S. : En cuanto a la portada la verdad es que no éramos capaces de encontrar una idea que reflejara el contenido del disco en un dibujo, no veíamos claro que poner, y como es un disco más interiorista y que habla más de nosotros pues decidimos poner nuestras caras ahí con las nubes y tal. Y en cuanto a logo pues cogimos el tipo de letra más sencillo, el logo anterior no encajaba para nada con el concepto de la portada. Creo que sorprende, que gusta, además es la primera portada que hacemos sin dibujo y un cambio siempre es de agradecer.

A: También habéis abandonado un poco el tema de leyendas y demás y os habéis centrado en cosas más reales y cercanas, aunque ya teníais temas bastante reales antes, la gente os tenía un poco encasillados.

T.S. : Sí, pero ni renegamos del pasado ni cerramos las puertas al futuro, además ahora mismo no creo que haya mejor temática que la realidad para poder hablar sobre ella.

A: De todas maneras, ¿cuánto le debéis a Espronceda por “La Canción del Pirata”?

T.S. : En derechos ni se sabe (risas)

A: Sigue siendo vuestro tema más representativo

T.S. : Seguro, siempre nos la piden, aunque no la entiendan ni sepan español, vamos a Alemania y nos la piden, vamos a Estados Unidos y nos la piden, exactamente igual que nos la piden aquí.

A: Con este último disco probablemente hayáis tenido más tiempo para poder componer y prepararlo, desde que sacasteis “Indomable” hace dos años y luego el directo “Mil y Una Noches” habréis podido madurar y retocar más los temas

T.S. : Sí, nos ha faltado el disco entre medias (risas), hemos salido a disco por año, y creemos que es la forma de seguir ahí , apoyando cada uno en directo con su gira correspondiente.

A: Y me imagino que la gira de este nuevo será inminente, ¿habrá alguna sorpresa?

T.S. : Sí en Enero empezamos la gira por toda España, la estamos preparando ahora y ultimando los detalles. Lo que podamos hacer ya no creo que sea ninguna sorpresa, pero siempre modificamos cosas en cada gira. Evidentemente tienen que entrar los temas del disco nuevo y recuperaremos algunos que hacía tiempo que no tocábamos. Lo peor es preparar el set list, a ver ahora que temas quitamos, es una agonía, porque además te piden de todos.

A: Y aunque como formación fija estáis en cuarteto, en directo sí lleváis teclista

T.S. : Sí, Mikel sigue acompañándonos y ya lleva con nosotros un montón de tiempo y en directo es un miembro más del grupo.

A: Por último, después de todo lo que habéis conseguido, ¿cuál es el sueño que os queda por realizar?

T.S. : Poder seguir soñando, no somos demasiado ambiciosos en ese sentido, y no nos gusta marcarnos metas, todo lo que venga bienvenido sea. Pero sí me haría mucha ilusión poder poner un cuadrito con un disco de oro, aunque sólo sea para ponerlo en un hueco que tengo en la pared de casa.

Mariano Palomo
Jesús “Nono” García