PINK CREAM 69 / AXXIS

1 de Abril 2004. Sala Caracol.

Crónica cedida por Capitán Pinkiller y Mariano Palomo de ALIANZA

Hacía largo tiempo que esperaba este concierto. El Jueves 1 de Abril, en la Sala Caracol se dieron cita 2 grandes bandas alemanas de Hard Rock. Pink Cream 69 y Axxis no se disfrutan todos los días juntos y en un doble show de igual tiempo, algo mas de hora y media. Hace años, el tándem metálico descargó en Barcelona pero desde mi planeta sólo hay vuelos directos a Madrid y me lío con los transbordos. Bueno, el caso es que allí estaba, en la capital, los teutones comenzaban gira allí. No era el día mas idóneo para un concierto, habría fans que no podrían ir, y yo, personalmente tuve que pedir un par de días en el trabajo, (sí los marcianos también trabajamos), aun así y como siempre llegué tarde y me perdía a los primeros en tocar, los madrileños Wayland , que en breve editarán su Cd debut.

Por fin, PINK CREAM 69 , (en Madrid tocaban primero ellos), aparecieron en el escenario con un sonido desde el principio increíble y comenzaron con el corte que da título a su último CD, “Thunderdome” . Enseguida comenzaron a descargar canciones de su ya clásico segundo trabajo, “One Size Fits All” , pudiendo disfrutar de la calidad de “Do You Like It Like That”, “Hell´s Gone Crazy”, “Talk To The Moon” o “Livin My Life For You”, los que en su momento cantara su primer vocalista Andy Deris , y que la verdad, y con todos mis respetos no se echó en falta para nada, ya que David Readman los interpretaba a la perfección, como si en un principio hubieran sido realizados o compuestos para él. Ya de largo, en el resto del gran repertorio de la banda, (“Break The Silence”, “Seas Of Madness”, “One Step Into Paradise”, en acústico, “Keep Your Eye Of The Twisted”, “Shame”, etc, etc), se podía apreciar una banda, ( Dennis Ward , al bajo; Kosta Zafiriou , “machacando” la batería y Alfred Koffler a las guitarras), con una profesionalidad pasmante. Para finalizar la velada “So Lonely” de Police y entre medias “No Woman No Cry” de Bob Marley; un Semidios en mi planeta y mas concretamente en la población de CannabisTown.

Pd: Faltó una sola cosa........¡El “Signs Of Danger”!!!!

La cebada corría por mis venas marcianas cuando la última banda salió al escenario... Por lo tanto... ¡Damos paso a nuestro corresponsal en segunda fila, Mariano Palomo! ¿Me recibes Mariano?!!!, ¡¿Me rec........

Texto y Foto: Cap. Pinkiller

 

¡Te recibo Medianía!!!, que te crees que eres al único al que le gusta el zumo de cebada... Bueno, a lo que estamos. Para empezar decir que tuvimos la suerte de con el cambio de orden continuo de su gira AXXIS fueran los encargados de cerrar tras Pink Cream 69, ya que si estos lo hicieron musicalmente de diez, en cuanto a movimiento y feeling en escena anduvieron un poco más flojos, algo que tienen para repartir los encargados de cerrar la velada, sobre todo su fantástico vocalista Bernad Weiss .

No paró en todo el concierto de moverse y de contagiar a la gente con su energía. Bien acompañado por el resto del grupo que hicieron sonar aquello como un cañón y que hicieron de los coros un elemento fundamental en el desarrollo de los temas. Su actuación consistió en un recorrido por sus piezas más importantes y conocidas por la gente, incluidos los de su último trabajo “Time Machine” que obtuvieron la misma buena respuesta que sus clásicos, sobre todo temas cañeros y pegadizos como “Lost in the Darkness”, “Battle of Power” y por encima de todas ellas la fantástica “Wind in the Nigh (Shalom)” coreable y coreada por todos los presentes.

Aunque para temas coreados los del primer y enorme disco del grupo “Kingdom of the Night” del que cayeron el tema título, la inmensa “Living in a World” y la balada “Fire & Ice” que se alargó en exceso por las ganas de agradar de Bernard y Cia. subiendo a un escenario a una chica, Loli creo, que debía ser del planeta del Cap. Pinkiller, ¡qué sosa!. Lo que no fueron nada sosos fueron “My Little Princess”, “Flashback Radio” y el final de fiesta en plan cántico futbolero “Na, Na, Hey, Hey, Kiss Him Goodbye” temas nos devolvieron a los auténticos Axxis hace unos años y que hicieron que botáramos como locos.

Entre medias hubo tiempo para el lucimiento de los músico en la magnífica instrumental “Trash in Tibet” que suelen tocar desde hace tiempo en directo y que nos mostró el buen hacer del teclista Harry Oellers manejando los tiempos a la perfección, bien secundado por el enérgico guitarrista Guido Wehmeyer y por una poderosa base rítmica que sonó a la perfección. Buenísima noche de HARD ROCK con mayúsculas de dos de las bandas europeas más en forma del estilo.

Mariano Palomo